jueves, 4 de abril de 2019

Un puñado de recuerdos

Soy de esas que cuando empieza un año, no puedo evitar pensar en el pasado, en el camino que me ha llevado hasta aquí...
Da la casualidad de que cada Navidad echan en la tv una película de los 70 que me encanta, y que da igual las veces que la haya visto, si la hacen nunca dejaré de verla, y aún pienso más en el pasado. La película transcurre en un instituto americano y no puedo evitar transportarme y recordar como eramos por aquel entonces, como eran esos actores entonces y como son ahora (algunos ni si quiera están entre nosotros), y lo que cuesta envejecer y aceptarlo, y en como en esa época parece que no vaya a pasar el tiempo y vives como si así fuese, y vaya si pasa! Como pensaba cuando tenía 18 años que el mundo era mío, cuando la juventud y el metabolismo mantenían todo en su sitio sin esfuerzo. Sé que así ha de ser, y no me arrepiento de cada paso que he dado, y de lo que he vivido, pero a veces tengo la sensación de que en muchos momentos de mi vida he pasado de puntillas, y me gustaría volver y decirme que pisase con garra y valorase más todo aquello, que se va muy rápido;
Apúntalo bien en la cabeza, vive todo lo mas intensamente que puedas, porque en un momento y sin darte cuenta habrán pasado otros 18 años, y como ahora, no podrás volver para decirte nada.

La vida es eso que pasa mientras tú haces otros planes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario